491 Sandrine Piau. Cum dederit (Vivaldi).

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Lamento por la Tierra 

Estrenado en 2009 Home (Hogar), de Yann-Arthus Bertrand, es uno de esos documentales que dejan huella en el espectador. Sus impactantes imágenes aéreas, marca de fábrica de Bertrand, que muestran la belleza de nuestro planeta alertan al mismo tiempo sobre los daños que el propio ser humano le está infligiendo (deforestación, contaminación de ríos y océanos, sobreexplotación de recursos…) y que han desembocado en el (puede que) imparable cambio climático. Si las imágenes son espectaculares, la banda sonora no se queda atrás y la música compuesta por Armand Amar las complementa a la perfección. Amar se apoya en el excelente trabajo de la Symphonie Orchestra de Budapest y del Shanghai Percussion Ensemble, amén de haber contado con la colaboración de músicos africanos, mongoles o armenios. Y como broche final nos regala esta sobrecogedora versión del Cum dederit de Vivaldi a cargo de la soprano francesa Sandrine Piau, que encaja perfectamente y empapa las imágenes con una gran tensión emocional. Esta ‘siciliana’, considerada como una de las mejores piezas del veneciano prete rosso, está incluida en el motete Nisi Dominus (Salmo 127) RV 608 en sol menor para contralto, viola de amor, cuerdas y bajo continuo.

490 Hadouk Trio. Toupie valse.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Jazz, world music y pop

Debo deciros que le tengo cierto cariño a este grupo francés desde que escuché su disco Utopies (2009), en el que estaba incluido este fantástico Toupie Valse, por su actitud curiosa e investigadora, recogiendo sonidos e influencias de músicas olvidadas. Una actitud que les ha llevado a crear su propio estilo, una mezcla de jazz y world music trufada de pop, en el que siempre hay un gran cuidado por la melodía y los arreglos. El grupo está liderado por el muntiinstrumentista Didier Malherbe (duduk, ocarina, saxos, flautas), que ya tuvo su momento de gloria al formar el grupo Gong en los años 70. Viajando con dicha banda, Malherbe se dedicó a coleccionar todo tipo de instrumentos exóticos por los rincones perdidos del globo. Después de varias aventuras musicales más, a mediados de los 90 se unió a otro músico inquieto, Loy Ehrlich (bajo, teclados, hajouj, kora) con el que formó Hadouk y que acogió luego al tercer miembro de grupo, el percusionista Steve Shehan, que había tocado nada menos que con Bob Dylan o Paul Simon. En los últimos tiempos Shehan ha sido sustituido por Jean-Luc di Fraya y ha entrado otro miembro, Eric Löhrer, con lo que ahora se denominan Hadouk Quartet pero, por lo que he podido escuchar, en esencia el espíritu de la banda no ha cambiado.

489 Andrey Dobrovolskiy & Evgeniy Lamba. Mannerheim Street Blues.

Etiquetas

, , , , , , , ,

Blues en San Petersburgo

El éxito de este tema, todo un hit en Youtube, demuestra que si eres bueno no necesitas haber nacido en el delta del Missisippi para tocar un gran blues. Dos guitarristas rusos con los canales y las calles de San Pertersburgo de fondo no parecía la mejor presentación y, sin embargo, el conjunto funciona. Compuesto por el guitarrista Andrey Dobrovolskiy en el verano de 2004 en la calle del mismo nombre de Helsinki, mientras tocaba allí para ganarse la vida, este Mannerheim Street Blues son en realidad dos temas distintos, más tranquilo el primero y, a partir del minuto 3, con una aceleración que lo acerca casi al bluegrass el segundo, al que sigue una vuelta a la calma hacia el final.En la actualidad, tanto Dobrovolskiy (que tiene incluso un clubs de fans) como su acompañante, Evgeniy Lamba, suelen tocar en pequeños clubs de San Perterburgo.

 

488 Cirque du Soleil. O Makundé (Ka, BSO).

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

El espíritu del Circo del Sol

Los que hayáis asistido a cualquiera de las representaciones del Circo del Sol sabréis de la importancia que tiene la música no sólo como fondo sonoro de las actuaciones sino, sobre todo, como responsable de la atmósfera final de todo el show. Una atmósfera que, con variaciones, se repite desde los primeros espectáculos, cuando todavía el CDS no era lo que ha llegado a ser. Y parte de este espíritu se debe al trabajo de René Dupéré, sin duda el mejor compositor de cuantos han trabajado con el Circo. Después de 25 años de colaboración sus mejores trabajos se han producido en Alegría (cuyo disco no dejo de escuchar una y otra vez), Saltimbanco o Ka, a la que pertenece este fantástico O Makundé, un gran ejemplo del estilo del músico quebequés: excelente gusto para las melodías, gran trabajo con las armonías vocales y los coros y querencia por los sonidos africanos y las percusiones épicas.  El primer minuto es descriptivo, pero cambia totalmente al saltar la voz de Élise Velle (esposa de Dupéré) acompañada por la orquesta y un coro de 40 voces. Soberbio.

487 Jessye Norman. Je Te Veux (Satie).

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Satie-Norman, feliz encuentro

Me he dado cuenta de que entre todas las canciones colgadas del blog no hay ninguna de Erik Satie ni tampoco de Jessye Norman, siendo como son dos de mis músicos favoritos desde siempre. De Satie hasta ahora no había colgado nada quizás porque pensaba que su trabajo era muy conocido. Pero en realidad no es del todo cierto porque puede que si lo sean sus Gymnopédies o las Gnossiennes, pero Satie compuso centenares de obras, ente piezas individuales, series, piezas orquestales, obras dramáticas, misas o canciones. A este último grupo pertenece la deliciosa Je Te Veux (Te quiero), un vals sentimental con textos de Henry Pacory compuesto para la cantante Paulette Darty, a la que Satie había acompañado al piano durante un tiempo. En esta versión, Jessye Norman va modulando con extrema delicadeza la hermosa melodía, hasta imprimir la pasión necesaria en ciertos momentos, sobre todo al final.

486 Loreen. My heart is refusing me.

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Mi corazón me rechaza

La recordaba como la ganadora del Festival de Eurovisión de 2012, celebrado en Baku, representado a Suecia con la canción Euphoria. Sueca de padres marroquíes Loreen -nacida Lorine Xzineb Nora Talhaoui- es un producto, por decirlo así, de los programas de talentos musicales de la televisión, ya que se inició en 2004 en el programa Idol y más adelante intervino en varios reality shows. Tras el éxito de Eurovisión su siguiente tema de pop electrónico My Heart is Refusing Me también alcanzó el número 1 en su lanzamiento sueco en 2011 y del mismo se llegaron a realizar cerca de una veintena de versiones, entre mixes, remixes, etc. He de decir que no me interesaba nada el trabajo de Loreen, pero un amigo me mandó esta versión acústica de este último tema, acompañada tan sólo de guitarra y flauta y me desarmó completamente. No sólo la interpretación es soberbia sino que hasta la letra de la canción adquiere un nuevo sentido (“He sido aplastada, golpeada. Y estoy congelada en la tierra. Como una idiota, he confiado en ti. De todos modos estoy sin esperanzas, enamorada. Nunca pensé que estaría tan desvalida y no puedo creer que te tenga presente”).

485 Hüsnü Senlendirici. Istanbul Istanbul Olali.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Desde que Estambul ha sido…

De origen gitano y clarinetista casi por herencia familiar, sus dos abuelos tocaban el clarinete y su padre la trompeta, Hüsnü Şenlendirici es uno de los músicos más conocidos de Turquía. Y no sólo por su música, sino también por sus controvertidas relaciones sentimentales. Nacido en Pérgamo, en la costa del Egeo, comenzó a tocar el instrumento a los cinco años y muy pronto descubrieron en él maneras de virtuoso. Después de estudiar en el Conservatorio de música turca de Estambul (que abandonó sin graduarse) comenzó a tocar con la banda de su padre para luego crear su propio grupo, Laço Tayfa, con quienes actuó por todo el mundo. En 2005 editó su primer disco en solitario, “Hüsn-ü Klarnet” (La alegría del clarinete), en el que se incluía esta evocadora versión de Istambul Istambul Olali, de la compositora Sezen Aksu, todo un himno de amor por una de las ciudades más hermosas de Oriente. En sus conciertos Senlendirici combina las melodías anatolias con las armonías del jazz o las antiguas músicas zíngaras de los balcanes. Músico inquieto, en los últimos tiempos se ha acercado al jazz étnico de vanguardia, formando el grupo Taksim con Aytaç Doğan (cítara) e Ismail Tunçbilek (bağlama) o, con lo que eso supone en su país, se ha atrevido a mezclar músicas griegas y turcas en el recomendable “Ege’nin Iki Yanı” (Los dos lados del Egeo), junto al Trío Chios.

484 Triggerfinger. I Follow Rivers.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Una despreocupada improvisación

Quién le iba a decir a los buenos de Triggerfinger que habiéndose dedicado al rock desde hacía una década el éxito les llegaría con la versión de un tema pop/indie, el conocido I Follow Rivers, de la cantante sueca Lykke Li. El trío belga, que tiene su cuartel general en Amberes, grabó la canción en febrero de 2012 en un estudio de radio holandés, casi como una despreocupada improvisación sobre el tema original y con el percusionista tocando sobre unos vasos. Pero el tema les quedó tan redondo que el consiguiente disco llegó a número uno en Holanda y Bélgica y les hizo conocidos a nivel internacional. Tanto, que convirtió al guitarrista y cantante Ruben Block en una estrella y el grupo llegó a telonear el verano pasado a los mismísimos Rolling Stones, en su concierto de Hyde Park. Una tarjeta de presentación que les ha permitido grabar en Los Ángeles su cuarto disco, que aparecerá el mes que viene bajo el título de ‘Perfect Match’.

483 Eleni Karaindrou. The Weeping Meadow.

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

El destino de los exiliados

Viendo las terribles imágenes de los refugiados que huían de la guerra en Siria me volvieron a la mente las poderosas imágenes de la película Eleni, de Theo Angelopoulos, en las que, tras la llegada del Ejército Rojo a Odesa en 1921, los griegos que vivían allí han de regresar como deportados a su propio país. Ellos representaban a todos los perseguidos que huyen de cualquier guerra, dejando todo atrás y pensando sólo en salvar sus vidas. La película, de una bellísima factura contaba, además, con una banda sonora excepcional de Eleni Karaindrou (una de mis compositoras de cine favoritas), que reflejaba el sufrimiento de sus protagonistas sin caer en lo melodramático. Habitual en las películas de Angelopoulos, Karaindrou se supera en esta ocasión, creando un score basado en diversas variaciones en torno a un tema central, este The Weeping Meadow (El Prado que llora), combinando diferentes texturas e instrumentos -acordeones, violines o guitarras-, según el ambiente o la escena retratada. Sin olvidar su dolor, la música parece envolver a los personajes con una melancólica belleza y nos empuja a reflexionar sobre el trágico destino de los exiliados.

482 Alexi Murdoch. All my Days.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Todos mis días

Alexi Murdoch es un cantautor que, a finales de los 90, practicaba un suave folk en su Escocia natal pero que, al dar el salto a la soleada California cambió por un pop rock cercano a la música indie. Su momento llegó en 2003, cuando su tema Orange Sky dio en la diana. Se incluyó en la banda sonora en alguna serie televisiva y le puso en el disparadero del estrellato. Pero cuando algunos sellos se peleaban por ficharle, Alexi dio un paso atrás y decidió editar él mismo su álbum ‘Time without consecuence’ (2006), en el que está incluida esta buenísima All my days. Sin el apoyo de una gran sello el disco no vendió lo esperado, como tampoco ocurrió con su segundo largo, ‘Towards the sun’, de 2009. Y sin embargo, con una voz que a veces recuerda a Nick Drake y con un estilo introspectivo y poético, Alexi es un músico que merece la pena recuperar.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 123 seguidores