552 Sammie Jay. Killing Me Slowly.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Cantando descalza por las calles

Tocando para gente de paso, en las calles o en los pasillos del metro, he descubierto a músicos con lo que, inesperadamente, he disfrutado mucho. Todavía recuerdo cuando en una plaza de Córdoba -era mayo olía intensamente a flores-, un músico ensayaba una soleá con su guitarra española. Fueron unos minutos de pura magia. O aquel percusionista en el metro de Londres, que dio un recital increíble y al cual, puedo decirlo, sólo yo me paré a escuchar. Por eso esta emocionante actuación de Sammy Jay, la cantante descalza, me ha hecho recordar a todos esos músicos de calle que alguna vez me alegraron el día. Sammy Jay es londinense pero ha vivido mucho tiempo en Nashville desde donde ha regresado de nuevo a la capital británica. Allí no es raro verla cantando en el Covent Garden, Trafalgar Square o Southbank. Pero Sammy no sólo actúa en las calles: también lo hace en locales cerrados o en festivales, y tiene ya una larga carrera en televisión y actuando en musicales, a ambos lados del Atlántico. Compone y canta sus propios temas, que ha incluido en tres álbumes hasta el momento. Como esta preciosa Killing me Slowly que interpreta con una enorme convicción y un derroche vocal espectacular y ante la cual, increíblemente, mucha gente pasa sin apenas mirar. Un recordatorio de que quizás debamos pararnos un poco y prestar más atención, ¿no os parece?

551 Madisen Ward and the Mama Bear. Silent Movies.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Country-blues de madre e hijo

No es nada habitual ver a un dúo formado por madre e hijo en el mundo de la música profesional. De ahí la sorpresa que ha producido estos últimos meses la aparición en la escena norteamericana de Madisen Ward and the Mama Bear, una pareja procedente de Kansas City, donde llevan tocando en pequeños locales desde hace varios años. El caso es que su actuación en el Americana Music Fest de Nashville y, más tarde, en el programa de televisión de David Letterman, ha granjeado a Madisen (26 años) y Ruth (62) la atención de los aficionados y de la prensa especializada. Por lo pronto su química en directo es evidente, con un gran trabajo en las guitarras, y se presentan con este buenísimo Silent Movies -incluyendo los gritos de Madisen y una melodía que recuerda a viejos standards-. Con la voz de tenor de Madisen potenciando su country-blues acústico y con influencias que van de Tom Waits a Tracy Chapman, entre otros, el dúo prepara ya su primer álbum, que aparecerá en mayo. Yo, desde luego, estaré muy atento.

550 Fazil Say. Allemande de la suite francesa nº 6 en mi mayor, BWV 817, de J. S. Bach.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Fazil Say viene a Santiago y me engancho con su Allemande de Bach

Cuando me he enterado de que mi admirado Fazil Say iba a tocar el próximo 26 de febrero en el Auditorio de Galicia (en Santiago de Compostela), he vuelto a recuperarlo y llevo algún tiempo enfrascado en su música. Los que seguís este blog quizás recodéis que ya colgué una composición propia a finales de 2013 (http://wp.me/p1teSc-Jb). Naturalmente, he vuelto a repasar sus espectaculares variaciones sobre temas de Paganini, Mozart o Gershwin, que os recomiendo encarecidamente, además de algunas interpretaciones de Chopin o Ravel, o composiciones propias que no conocía (como “The Bells”, basado en un poema de Poe o la Suite para saxofón). Pero entre todo lo que he oído me ha deslumbrado su grabación de la Allemande de la suite francesa nº 6 en mi mayor BWV 817, la primera de las 8 partes que componen la obra de Johann Sebastian Bach. Son menos de dos minutos, pero la interpretación es una delicia absoluta, con el pianista enfocando la pieza con gran frescura e imprimiendo un ritmo vivaz pero controlado. Por si os interesa, la pieza estaba incluida en su álbum “Bach” (Warner Bros.) de 1998. No paro de ponerla una y otra vez. ¿Será algo malo, doctor?

 

549 Ben Howard. End of the Affair.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

El ritmo de las olas de Newquay

Juanto a Ed Sheeran o Jake Bugg, Ben Howard es uno de los músicos más interesantes que han surgido en Gran Bretaña en los últimos tiempos. Nacido en Middlesex en 1987, se puede decir que es un producto de la escena musical creada en torno al mundo del surf de las islas, y cuya base se encuentra en la localidad de Newquay, en Cornualles (Cornwall). Allí se fue muy joven y comenzó a mezclar su amor por el deporte de la olas, con sus primeros artículos para revistas de surf y sus escarceos con el folk, influido por músicos como Joni Mitchell o Donovan, entre otros. La buena respuesta de los surferos a sus actuaciones le animó a dedicarse más de lleno a la componer y cantar sus propios temas. Apoyado tan sólo en su guitarra comenzó a editar varios EP, en 2008, 2009 y 2010, cuyo éxito le permitió publicar su primer LP en 2011 (“Every Kingdom”) y el siguiente “I Forget Where We Were”, en octubre pasado. Entre ambos discos la música y la personalidad de Howard ha dado un gran salto. La excelente producción de  que se apoya en las guitarras eléctricas (que suenen diferente en cada tema) y que aprovecha también la versatilidad de su voz, ha logrado construir un espacio propio dentro del nu-folk británico. Algo de la evolución producida entre sus LP se puede apreciar en este misterioso End of The Affair, incluido en su último álbum, que comienza de una forma tranquila pero que poco a poco se va complicando hasta terminar de forma épica en un crescendo tumultuoso.

548 Orianthi. How do you Sleep?

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La guitarra australiana de sangre griega

Llevo ya tiempo queriendo colgar en el blog esta magnífica balada con un gran solo de guitarra de Orianthi Panigaris que, aunque corto, ya veréis que es mucho. Australiana de ascendencia griega, Orianthi saltó a la fama mundial en 2009 cuando Michael Jackson la eligió como guitarra solista de su gira “This is it” que, como ya sabéis, no se llegó a realizar por la muerte del cantante norteamericano. Pero hasta llegar ahí ya tenía una larga historia que contar. Por lo pronto aprende a tocar el piano a los 3 años, la guitarra acústica a los 6 y la eléctrica con 11 años. Desde los 14, cuando ya está considerada como una virtuosa de la guitarra, empieza a tocar en diferentes bandas no sólo en Australia sino también en Francia e Inglaterra. Su estrella comienza a brillar cuatro años más tarde cuando, al escucharla en una jam session, el mismísimo Carlos Santana queda impresionado y la invita a tocar con él en un concierto en su ciudad natal, Adelaida. Desde ese momento su nombre empieza a sonar y músicos como Prince, ZZ Top, Alice Cooper, e incluso Steve Vai la llaman para sus giras. Luego llegaron el lanzamiento de su álbum de debut “Violent Journey”, una actuación junto a Carrie Underwood en los Grammys, la frustrada gira con Michael Jackson y su entronización como una de las grandes guitarristas de rock duro, con un estilo versátil y ecléctico, que le permite codearse con gente como Eddie Van Halen, Santana, Jennifer Batten o Richie Sambora, entre otros. How do you sleep? está incluido en su cuarto álbum (3º de estudio) “Heaven in this hell” (2013), producido por el ex-Euryhtmics Dave Stewart y, quizás por ello, con un sonido más roquero, con mayor protagonismo de la voz y unas guitarras más afiladas, que en sus álbumes anteriores.

 

547 Nils Frahm. Re.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

El piano, el cubo y el sueño del ciervo

Imagino que de vez en cuando, al escuchar una determinada música (si es sin palabras, mejor), os lanzáis a imaginar un escenario y unos personajes. A mi me pasa a menudo, sobre todo cuando puedo escucharla tranquilamente, sin interferencias ni preocupaciones. Todo esto me viene a la mente a cuento del elegante y melancólico vídeo que ideó el joven realizador húngaro Balázs Simon (de 23 años) después de quedar impresionado al escuchar el bellísimo tema Re del compositor y pianista germano Nils Frahm. Ambos, vídeo y canción, encajan como si hubieran sido creados al mismo tiempo y se potencian el uno a la otra, con una historia de misteriosa simbología. Nils Frahm es uno de los compositores más interesantes de la contemporary classical (junto al islandés Ólafur Arnalds) y del ambient más vanguardista. Nacido en Berlín en 1982, comenzó a estudiar piano clásico desde niño pero, más adelante, amplió sus intereses musicales. Como compositor ha ido creando un estilo propio, íntimo y contemplativo, pero sin olvidar el gusto por la experimentación. El resultado es una música que, a grandes rasgos, mezcla el minimalismo de Philip Glass, la improvisación del jazz o el amor por la melodía de un Nyman, por ejemplo. Lleva ya editados una decena de álbumes (entre LP, EP y grabaciones en vivo), -entre ellos “Screws” (2012), donde estaba incluido este “Re”-. Le sigue una amplia legión de fans y sus conciertos suelen registrar llenos absolutos. A partir de marzo inicia una gira que le llevará por una treintena de ciudades europeas.

546 Sissel Kyrkjebø. La canción de Solveig (Peer Gynt, Grieg).

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Penélope escandinava

Como Penélope en “La Odisea” de Homero, Solveig espera la vuelta de su amado Peer, aunque pase la primavera y después el verano, porque “Lo que sé seguro es que volverás y, como te prometí, estaré esperándote”. Compuesta por Edvard Grieg como música incidental para acompañar a la obra de teatro “Peer Gynt” escrita por Henrik Ibsen en 1867, se componía originalmente de veinte movimientos, de los cuales finalmente el autor dejó solo ocho. El más conocido de ellos es esta Canción de Solveig, cuya hermosa melodía se ha utilizado en muchas bandas sonoras y ha sido interpretada por grandísimas cantantes. Entre todas, prefiero la versión de la soprano noruega Sissel Kyrkjebø, con esa voz de cristal que parece esculpir el aire, grabada en 1993 en una actuación del Festival de Ópera de Sigulda, en Letonia.

545 Marc Broussard. Home.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Bayou Soul de Louisiana

Os confieso que no conocía a Marc Broussard -y eso que viene publicando álbumes (5 hasta la fecha) desde 2002-, hasta que hace unos meses lo descubrí por casualidad y desde entonces no hay semana que no ponga algo suyo. Cuando lo escuchéis creo que lo vais a entender. Pero he tenido un problema a la hora de escoger qué canción colgar, porque el nivel es bastante alto en una discografía donde alterna los temas propios y las versiones (para esas escuchad su tercer álbum, “S.O.S. Save our Soul”) . Aunque me encantan “Hurricane”, “Coming from the cold”, “The Wanderer” o “Lonely Night in Georgia”, me he decidido por esta estupenda Home, que estaba incluida en su segundo CD (“Carencro”, 2004). Un temazo lleno de pasión, impulsado por su poderosa voz de cantante soul, con una mezcla de gospel y cajún. No en vano Marc procede de la sureña Louisiana donde su música, que suelen calificar de “Bayou Soul”, destila influencias del blues, el R&B y el rock con raíces sureñas. A pesar de que en su último disco, “A Life Woth Living”, las canciones sean más introspectivas y hayan perdido algo de mordiente (exceptuando “Weight of the World”), merece la pena seguir su trayectoria.

544 María Bayo. Baïlèro (Chants d’Auvergne, Marie-Joseph Canteloube).

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

El canto de los pastores

Los Chants d’Auvergne (Cantos de Auvernia), es una colección de canciones folclóricas de la región francesa de Auvernia arregladas para soprano y orquesta, por el compositor francés Marie-Joseph Canteloube (1879-1957). Repartidas en cinco series, la treintena de canciones están escritas en la lengua local, el occitano. La más conocida de todas es esta nostálgica Baïlèro, que forma parte del repertorio de grandes cantantes y que incluso ha conocido versiones para coro o sólo instrumentales. Canteloube sentía gran interés por la música popular y viajó por toda Francia tomando apuntes e investigando su folclore, que consideraba lleno de “sentimiento y expresión”, y del cual recopiló casi 1.500 canciones. Su composición más conocida, los citados Cantos de Auvernia, le llevaron nada menos que treinta años de trabajo. En ella se ven reflejados no sólo los hermosos paisajes de aquella tierra verde y llena de colinas que tanto amaba, sino retazos de la vida de sus gentes, como en este precioso Baïlèro, que narra la conversación entre dos pastores en la montaña, separados por un río que no pueden cruzar. Mi versión preferida es esta de la soprano navarra María Bayo, delicadísima y llena de matices, con una orquesta Sinfónica de Tenerife en plena forma, dirigida con gran sensibilidad por Victor Pablo Pérez. Una maravilla.

543 Avishai Cohen. Alfonsina y el mar.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Te vas Alfonsina con tu soledad

Hay canciones que amamos casi desde el primer momento de oírlas, porque encajan con nuestros gustos o porque creemos que nos hablan sólo a nosotros… Hasta que sucede algo que las transforma y pasan a ser algo incluso más profundo. Algo que las dibuja en el corazón, como un tatuaje indeleble. Así me ocurre a mí con esta maravillosa zamba, Alfonsina y el mar. Compuesta por el pianista Ariel Ramírez (autor asimismo de la famosa “Misa criolla”) y el escritor Félix Luna, para el disco “Mujeres argentinas” (1969) de Mercedes Sosa, cuenta con una enorme delicadeza el suicidio de la poetisa argentina Alfonsina Storni. Es una de las canciones más bellas de la historia de la música popular, de la cual hay ya más de medio centenar de versiones oficiales, sin contar las decenas que se desparraman por internet por parte de aficionados. De todas ellas, la de Mercedes Sosa sigue siendo la mejor, pero hace tiempo escuché esta otra del contrabajista israelí Avishai Cohen que me gusta mucho y que introduce nuevos tonos en unos versos inolvidables: Cinco sirenitas te llevarán por caminos de algas y de coral y fosforescentes caballos marinos harán una ronda a tu lado…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 183 seguidores