Etiquetas

, , , , , , , ,

La renovación del soul británico

Con una imagen que parece la del vocalista de una banda de rap metal (brazos tatuados, piercings, cabeza rapada y barba bíblica), sin embargo Rag’n’Bone Man no es lo que parece. Tras un extraño apodo que, literalmente, significa “hombre de trapo y hueso” (más o menos “rebuscador en la basura”), se esconde Rory Graham, nacido en 1985 en Uckfield, al sureste de Inglaterra, un chaval que crece escuchando soul y blues (sobre todo Muddy Waters) y que trabajaba cuidando a personas con el síndrome de Asperger. Pero Rory descubre el rap y el jungle, mientras comienza a moverse en la escena local y a hacer sus pinitos como cantante, orígenes y aficiones que explican su evolución posterior. Al ver que allí no puede progresar, en 2009 se traslada a Brighton donde, hace cinco años, comienza a editar sus propios EPs. Al principio con un sonido acústico, para luego evolucionar hasta dar con su propio estilo, un soul-blues fresco y original, con temas en los que su poderosa voz cabalga sobre ritmos electrónicos en los que hay ecos de drum’n’bass.e incluso hip-hop. Como carta de presentación, el año pasado edita este electrizante Human, que ya ha sido nº 1 en muchos países de Europa. Acaba de publicar hace unos días su primer álbum, con el mismo título, que incluye canciones de gran nivel, como las baladas Skin y Odetta, las épicas Grace y Bitter End o la más soulera Arrow.

Anuncios