Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Dream pop norteamericano con sabor británico

Últimamente cuando quiero desconectar intento escuchar la refrescante música de los grupos británicos de los 80, de los que siempre he sido muy devoto. Pero casi sin quererlo, entre medias de aquellos se cuela una y otra vez Wild Nothing, una banda norteamericana cuyo sonido bebe sin rubor del de grupos como Aztec Camera, Cocteau Twins, Echo and the Bunnymen o The Go-Betweens, por nombrar sólo a algunos referentes. Pero el talento de su líder, el guitarrista y compositor Jack Tatum va más allá de imitar un sonido o una actitud. Wild Nothing practica un pop elegante y sutil con unas guitarras y teclados atmosféricos y la voz flotante de Tatum siempre de fondo. Originario de Blacksburg, Virginia, Tatum comenzó a grabar bajo el nombre de Wild Nothing en 2009 y hasta el momento ha editado tres elepés y dos EPs. De los álbumes -Gemini (2010), Nocturne (2012) y Life of Pause (2015)-, el más brillante es sin duda el segundo, donde se incluyen perlas como “Paradise”, “Counting Days”, “Only Heather”, “Nocturne” o esta excelente Shadow, con una batería incisiva y un ritmo muy, muy pegadizo.

Anuncios