Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Una joya del folclore anglosajón

Uno de los álbumes que más me han impresionado el pasado año ha sido “The fade in time”, segundo trabajo del cantante folk británico Sam Lee, un auténtico descubrimiento. Artista visual, promotor de música folk, educador e instructor de supervivencia, hace unos años Sam Lee se dedicó a viajar recogiendo canciones de las diversas comunidades nómadas de su país (inglesas, irlandesas, gitanas y escocesas). Con todo ese material, reelaborado y con nuevos arreglos, Lee editó su primer álbum, “Ground of its own” (2012), que llegó a estar nominado en el prestigioso Mercury Prize británico. Para la producción de su segundo álbum Lee se ha apoyado nada menos que en Arthur Jeffes y Jamie Orchard-Lisle, componentes de la Penguin Cafe Orchestra, que han sabido potenciar la extraordinaria voz de barítono de Sam, sin olvidar la delicadeza a la hora de contar historias de amor, nostalgia o traición, como sucede en Blackbird, Phoenix island o en esta emocionante Lovely Molly, grabada en vivo junto al excelente Roundhouse Choir. Tema tradicional del folclore anglosajón (posiblemente escocés), la canción cuenta la historia de un joven soldado de dieciséis años que debe ir a la guerra para servir al rey James dejando atrás a su “adorada Molly”.

Anuncios