Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Canciones para los mares polares

Este verano estuve releyendo “El año en Spitzberg “, uno de mis cuentos favoritos del gran Pedro Antonio de Alarcón. Narra el diario de un joven condenado a pasar un año solo en una isla del archipiélago de Spitzberg, en el círculo polar ártico (casi una sentencia de muerte), por haber dado muerte a un príncipe ruso en un duelo. Imaginando los pasajes que reflejan el terrible clima y la desolación de aquellas tierras me acordé de una música que había olvidado injustamente. Se trataba de “Songs from the cold seas” (Canciones de los mares fríos, 1994), de Hector Zazou, un disco al que tengo mucho aprecio y que me parece uno de los más interesantes de los 90. Volviendo a escucharlo comprobé que seguía sonando tan fresco  e innovador como la primera vez. El compositor, productor, arreglista y teclista francés Hector Zazou creó un álbum conceptual que homenajeaba a las “tierras del norte”, recuperando canciones folclóricas, nanas y sonidos varios procedentes de Islandia, Canadá, Groenlandia, Japón, Escocia, Escandinavia y Alaska. Es un trabajo complejo y en algunos momentos sombrío, pero también repleto de sorpresas (como las voces de los aborígenes inuit o yacutos) y de texturas, que se revelan a cada nueva escucha. El álbum cuenta, además,  con las colaboraciones estelares de nada menos que Björk, Suzanne Vega, John Cale, Mark Isham o Siouxsie Sioux, entre otros. Es difícil destacar en el disco alguno de los once temas, que os animo a descubrir, pero me quedo con esta Adventures in the Scandinavian skin trade (Aventuras en el negocio escandinavo de las pieles) por su ritmo hipnótico y la voz del cantante Wimme Saari que pone voz a una “yoik”, una canción de los sami del norte de Finlandia.

Anuncios