Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Por los caminos helados

Llevado por una fácil analogía y agobiado por el tremendo calor de estos días de verano, mientras leía un artículo sobre el ciclo de lieder Winterreise (Viaje de invierno) de Schubert, me acordé de un vídeo que tenía almacenado en el archivo y que ilustraba el tema Dead Man’s Tale del noruego Terje Rypdal. Qué refrescante y cómo me gustaría estar conduciendo por carreteras heladas con esta canción… La vuelvo a escuchar y me sorprende no haber colgado en el blog nada de este extraordinario guitarrista. Con más de 40 álbumes a su espalda, la mayoría de ellos en el prestigioso sello ECM, la carrera de Rypdal es casi imposible de resumir. Virtuoso multiinstrumentista (además de la guitarra, toca la flauta, el piano, la trompeta y no sé si algo más), ha colaborado con los grandes dentro del jazz europeo (Garbarek, Lester Bowie, George Russell, Jean-Luc Ponty, Robert Wyatt, Surman, Vitous…) y es autor de seis sinfonías, junto a numerosas piezas de cámara y varias sonatas. El tema que nos ocupa estaba incluido en su primer álbum en solitario, “Bleach House” (Polydor, 1968), quizás el primer intento serio de hacer rock psicodélico en Escandinavia, estilo que Rypdal abandonaría para dar el salto al jazz de vanguardia. Además de cantar y tocar maravillosamente la guitarra, también realiza un precioso solo de flauta. Junto a Rypdal destaca el preciso órgano Hammond de Christian Reim y la batería de Tom Karlsen.

Anuncios