Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Seamos felices

Y qué mejor que acabar con Let’s be Happy (Seamos felices),  una canción klezmer del músico argentino Giora Feidman (autor de los solos de clarinete en la película “La lista de Schindler”) e inspirada en el folclore tradicional de los judíos azkenazí del este de Europa. Creadas originalmente para ser interpretadas en bodas y otras celebraciones, dentro de este estilo se encuadran hasta una docena de tipos de canciones, incluyendo mazurcas, tangos, sardas o valses. A la llegada de los inmigrantes europeos a Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX, la música klezmer rápidamente empezó a mezclarse con los ritmos y síncopas del jazz. En los años 70, sin embargo, se inició un movimiento revivalista, que buscaba recuperar los ritmos y temas tradicionales investigando en archivos y tradiciones musicales de Moldavia o Rumanía, incluyendo las aportaciones de judíos rusos que abandonaban su país y añadiendo la rica tradición de los músicos gitanos. Pero esta es ya otra historia, que quizás contemos otro día. Por otro lado, me encanta la versión de esta canción por parte del sueco Martin Fröst, en mi opinión el mejor clarinetista del mundo, uno de los más solicitados en estos momentos y al que podéis disfrutar en sus múltiples colaboraciones con casi todas las grandes orquestas y en una veintena de discos como solista (recomiendo sus discos dedicados a Mozart).

Anuncios