Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tú y yo, leyendo juntos…

Al igual que Rossini, Donizetti o Bellini, Puccini fue de esos compositores italianos del XIX que comenzaron escribiendo canciones, pequeñas miniaturas de salón en las cuales el piano era un instrumento acompañamiento ante el protagonismo de la voz, quizás como ejercicio antes de lanzarse a trabajos de mayor envergadura en la ópera. Aunque no querían competir con las chansons francesas o los lieder alemanes, que les llevaban años de ventaja en estas lides, algunos de estos músicos se hicieron muy conocidos en la época por dichas composiciones. Un buen ejemplo sería esta encantadora Storiella d’amore, primera canción compuesta por Puccini en 1884, y con texto de Antonio Ghislanzoni,  que trata de los amores entre Francesca da Rimini y Paolo Malatesta y de la que son famosos sus primeros versos “Noi leggevamo insieme…”. En esta ocasión y acompañada por la pianista británica Kathryn Stott, os recomiendo esta soberbia versión a la trompeta a cargo de la intérprete noruega Tine Thing Helseth, incluida en su álbum Tine (EMI/Warner Classics), de 2013.

Anuncios