Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trompeta para días lluviosos

Escuché I can’t get started por primera vez en la banda sonora de Chinatown, la película de Polanski de 1974 sobre la corrupción política en Los Ángeles durante los años 30. Luego volví a oirla en otras versiones y descubrí que era un standard que habían versioneado decenas de músicos de jazz. Con letra de Ira Gerswin y música de Vernon Duke, se estrenó en 1936 en el musical de Broadway “Ziegfield Follies”, donde la cantaba nada menos que Bob Hope. Luego la grabó la orquesta de Hal Kemp y empezó a ganar popularidad hasta que llegaron las versiones más conocidas, la de Billy Holliday y la del trompetista Bunny Brannigan, cuyo arreglo ayudó a convertirla en un clásico. Tras él llegaron las de Dizzie Gillespie, Lester Young, Chet Baker, Sonny Rollins, etc. De entre todas ellas, sin embargo, me quedo con la melancólica interpretación del trompetista y cornetista Warren Vaché, un artesano del jazz que nunca aparece entre los grandes, pero que todo lo que hace lo ejecuta con gusto y elegancia. Puede ser por la calidad del fraseo o el perezoso juego con el tempo pero, sea como sea, ¿no os parece que encaja de maravilla en días como estos? El tema estaba incluido en el disco “Warren Vaché Meets Derek Watkins Again!” (Zephyr, 2008). La absurda imagen del vídeo pertenece a una recopilación posterior. En fin…

Anuncios