Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Con las luces apagadas

I can’t make you love me es uno de esos temas que la primera vez que lo escuchas piensas al momento que se trata de un clásico, de esos que han debido de tocar todos los grandes del jazz. Pero resulta que no, ya que lo compusieron en 1991, un par de músicos de Nashville Mike Reid y Allen Shamblin quienes, en un principio, le dieron un ritmo de bluegrass. Más adelante, al bajarle el tempo, se dieron cuenta de que mejoraba y de que habían compuesto un posible éxito. Pensaron en tres cantantes para interpretarlo, Linda Ronstadt, Bette Midler y Bonnie Raitt y fue esta última la que finalmente lo grabó. El éxito fue instantáneo y en la veintena de años que han transcurrido desde entonces la han interpretado decenas de artistas, desde George Michael o Bruce Hornsby hasta Adele o Prince, por citar sólo algunos. Entre todas las versiones que he escuchado me sigue gustando especialmente la de Sophie Milman, con su elegante voz y una gran sensualidad al interpretarla, apoyada en los arreglos y el excelente piano de Paul Shrofel. De ascendencia judía, Milman nació en Rusia y su familia, tras emigrar a Israel, se instaló posteriormente en Canadá. Hasta el momento ha editado cuatro álbumes con excelentes versiones de standards del jazz y entre los que recomiendo el último (Take Love Easy, 2009), en el que está incluido este “No puedo hacer que me quieras”, que hay que escuchar, preferentemente, con las luces apagadas y olvidándose del mundo por unos minutos.

Anuncios