Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Maestro del oud

Pariente oriental del laúd europeo, el oud se toca principalmente en Turquía, Grecia, Irán, Armenia y norte de África y, junto a aquel, es el antepasado de la guitarra. Con una sonoridad profunda y ancestral, sin embargo, muy pocas veces el instrumento había salido de las fronteras de la música folclórica. Uno de los artistas que ha conseguido revertir esta condición, sin embargo, ha sido el tunecino Anouar Brahem. Fueron sus trabajos con el productor Manfred Eicher para la discográfica ECM, los que le permitieron elevar el estatus del oud, pasando de simple acompañante a instrumento solista de pleno derecho. Superando etiquetas, su docena de discos con el sello alemán han logrado fundir el jazz más vanguardista con la magia de las músicas de raíz, tras experimentar todo tipo de sonoridades (india, mediterránea, balcánica…), de formaciones (cuartetos, tríos, solos, etc.,) y de tocar con músicos del nivel de Jan Garbarek, John Surman, Manu Katché, Richard Galliano o Dave Holland, entre otros. En su sexto disco, por ejemplo, Brahem colaboró con el excelente clarinetista turco Barbados Erköse y el percusionista tunecino Lassad Hosni, al bendir y la darbouka, responsables tanto como él del misterioso e hipnótico sonido de Astrakan Café, además de su grabación en una catedral austríaca… Antes de dar el salto a Europa en los años 90, Brahem ya había compuesto música para el ballet de Maurice Bèjart y en adelante ha seguido componiendo bandas sonoras para producciones teatrales o películas, colaborando con directores de su país además de otros como Gabriel Yared y Costa Gavras.

Anuncios