Etiquetas

, , , , , , , ,

Tour de force digital

De ente la colección de 48 preludios y fugas de “El clave bien temperado” compuestos por Johann Sebastian Bach en todas las tonalidades mayores y menores, la nº 15 en sol mayor BWV 860 está considerada como una de las más difíciles de interpretar dada su complejidad técnica. Por eso me ha gustado tanto esta versión de Friedrich Gulda, el genio austríaco del piano, que realiza un tour de force brutal en el que los dedos saltan sobre el teclado a una velocidad endiablada pero conservando siempre el control y la armonía de la partitura. Considerado como uno de los grandes pianistas de música clásica del siglo XX, especialmente por sus versiones de Mozart y Beethoven, su trabajo influyó enormemente sobre varias generaciones de músicos (tuvo entre sus discípulos nada menos que a Martha Argerich o Claudio Abbado, entre otros). En los años 50 empezó a compatibilizar sus conciertos de música clásica con el jazz y cuando se cansó de este se pasó a la música disco, comenzando una etapa de actuaciones excéntricas que su público “clásico” aguantaba a duras penas con tal de escuchar sus extraordinarias interpretaciones.

Anuncios