Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Desde que Estambul ha sido…

De origen gitano y clarinetista casi por herencia familiar, sus dos abuelos tocaban el clarinete y su padre la trompeta, Hüsnü Şenlendirici es uno de los músicos más conocidos de Turquía. Y no sólo por su música, sino también por sus controvertidas relaciones sentimentales. Nacido en Pérgamo, en la costa del Egeo, comenzó a tocar el instrumento a los cinco años y muy pronto descubrieron en él maneras de virtuoso. Después de estudiar en el Conservatorio de música turca de Estambul (que abandonó sin graduarse) comenzó a tocar con la banda de su padre para luego crear su propio grupo, Laço Tayfa, con quienes actuó por todo el mundo. En 2005 editó su primer disco en solitario, “Hüsn-ü Klarnet” (La alegría del clarinete), en el que se incluía esta evocadora versión de Istambul Istambul Olali, de la compositora Sezen Aksu, todo un himno de amor por una de las ciudades más hermosas de Oriente. En sus conciertos Senlendirici combina las melodías anatolias con las armonías del jazz o las antiguas músicas zíngaras de los balcanes. Músico inquieto, en los últimos tiempos se ha acercado al jazz étnico de vanguardia, formando el grupo Taksim con Aytaç Doğan (cítara) e Ismail Tunçbilek (bağlama) o, con lo que eso supone en su país, se ha atrevido a mezclar músicas griegas y turcas en el recomendable “Ege’nin Iki Yanı” (Los dos lados del Egeo), junto al Trío Chios.

Anuncios