Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Construyendo una canción

Con el doble álbum de Genesis “The Lamb Lies Down on Broadway” ocurre como con algunos libros: son densos y complicados y exigen un gran esfuerzo al leerlos, pero si consigues entrar dentro producen muchas satisfacciones. Y es que esta obra conceptual -compuesta por 23 canciones y considerada uno de los mejores álbumes de la historia del rock-, está llena de recovecos, de caminos que se bifurcan y parecen desparramarse por todos lados. A cada nueva escucha del álbum, que cuenta la odisea de Rael, un inmigrante portorriqueño en Nueva York, se descubren cosas nuevas, sonidos en los que no te habías fijado, sutilezas aquí y allá. En TLLDOB hay muchos temas a destacar, desde el inicial que da título al álbum hasta la exelente Counting out Time, pasando por Cuckoo Cocoon o The Lamia, entre otros. Pero en mi opinión el mejor es este estupendo Carpet Crawlers, una auténtica gema que Gabriel en la (extraña) letra y la voz solista y el resto del grupo (Banks, Rutherford, Collins y Hackett) en la música, componen como si estuvieran construyendo un edificio: añadiendo a la melodía una tras otra capas de teclados, guitarras, coros y percusiones, con la voz de Gabriel como hilo conductor, hasta llegar al extático final. Tras la gira mundial de presentación del álbum Gabriel abandonó el grupo para iniciar su carrera en solitario y el resto de los miembros siguieron su propio camino. Pero estas, como diría Ende, son ya otras historias.

Anuncios