Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las canciones gastadas

¿No os parece que, de tanto escucharlas, hay canciones que se acaban gastando, que ya no las queremos volver a oir? Canciones que se han usado y de las que se ha abusado en anuncios publicitarios, bandas sonoras, sintonías de programas de televisión o de radio… Por eso es tan extraordinario que, de vez en cuando alguna versión insufle nueva vida a esos temas ya moribundos. A mi me ocurre de vez en cuando encontrarme alguna y entonces es como recuperar a viejos amigos, descubriendo en ellos nuevos matices, sutilezas que no había notado antes. Ya iré colgando alguna de esas canciones, pero por lo pronto os dejo ésta, una hermosa versión del Intermezzo, de la ópera “Cavalleria rusticana”, de Pietro Mascagni. La recordaréis de las bandas sonoras de Toro salvaje o El Padrino III, entre otros muchos sitios. ¿Pero por qué ésta es diferente? Quizás sea por la elegante dirección de Lim Kek-tjiang sobre la taiwanesa Evergreen Symphony Orchestra o por el gran trabajo de los violines que van y vienen como olas de emoción; por ese final en el que el público, extasiado, deja unos segundos hasta que se decide a aplaudir o…, porque son cuatro minutos y medio en los que el tiempo parece detenerse.

Anuncios