Etiquetas

, , , , , , , ,

El alma de una canción

Take it With Me (Lo llevaré conmigo) la compusieron Tom Waits y su esposa Kathleen Brennan para el álbum Mule Variations, de 1999 y ya entonces era una gran canción, con un piano minimalista y un Waits menos áspero que en el resto del álbum, aunque eclipsada quizá por otros grandes temas como Hold On o Big in Japan. Pero desde que un artista termina una obra y la lanza al exterior deja de pertenecerle y entra a formar parte del mundo de todos aquellos que la disfrutan. Eso ocurre sobre todo con las canciones, porque cada músico que recrea un viejo tema lo quiere convertir en algo personal. Y aunque no siempre sucede, en ocasiones aparece la magia. La versión de la cantante de jazz noruega Solveig Slettahjell logra extraer lo mejor de esta historia de nostalgia y despedidas hasta lograr hacerla suya, poniendo tanta emoción que, por unos instantes, parece detener el tiempo: “En esa tierra hay un pueblo y en ese pueblo hay una casa, y en la casa hay un hombre, y en ese hombre un corazón que quiero, que llevaré conmigo cuando me vaya”.

Anuncios