Etiquetas

, , , , , , , , , ,

El Paganini de la trompeta

Sergei Nakariakov es actualmente uno de los grandes intérpretes de la trompeta en la música clásica y digno heredero del gran Maurice André, fallecido el pasado año. Aunque comenzó estudiando piano, a los nueve años un problema de columna le hizo cambiar a su actual instrumento, con el cual en muy poco tiempo demostró una maestría extraordinaria. Tanta que a los diez años comenzó a tocar junto a orquestas por toda la Unión Soviética y otros países europeos, donde llegaron a calificarle como el “Paganini de la trompeta”. A los 15 años grabó su primer disco y a lo largo de los siguientes años ha tocado casi todos los grandes temas para trompeta de la música clásica. En los últimos tiempos incluso ha ampliado su repertorio con el fliscorno o interpretando transcripciones de otros instrumentos. Precisamente, su virtuosismo queda de manifiesto al interpretar piezas de enorme complejidad pensadas para el violín, como Moto perpetuo de Paganini, Hora Staccato de Dinicu o este fantástico Concierto para violín y cuerdas en re menor de Mendelssohn (que éste compuso con tan sólo 13 años). Cabe destacar la excelente actuación de la Capella Istropolitana, bajo la dirección de Philippe Bernold. Aunque el sonido de la grabación tiene altibajos y algún pequeño corte, creo que merece la pena porque permite apreciar en vivo la gran técnica de Nakariakov e incluso en algún momento se insertan imágenes de niño, tocando el mismo tema. Si buscáis en Youtube podéis escuchar este mismo concierto en su grabación de estudio.

Anuncios