Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un Tiersen beateliano

Yann Tiersen alcanzó un enorme éxito con la música para el film Amélie. Esto le encasilló como compositor de bandas sonoras cuando realmente no lo es, ya que se limitó a adaptar temas de sus dos primeros álbumes -La valse des monstres y Rue des cascades-. El equívoco pudo llegar porque sus canciones sugieren todo tipo de climas y emociones y por la gran facilidad de Tiersen para crear melodías pegadizas. Con sus siguientes trabajos intentó despegarse de este sambenito, pero no ha sido hasta sus dos últimos álbumes, Dust lane y Skyline, cuando su música ha empezado a tomar otros derroteros. Incluido en su último disco, I’m Gonna Live Anyhow es un intento de crear un sonido diferente, con sintetizadores y un mayor uso de la guitarra eléctrica. Pero con el coro central de la canción regresa el Tiersen reconocible, con unas hermosas armonías de tinte beateliano, que van enganchando poco a poco. Como curiosidad, Tiersen toca en el álbum una docena de instrumentos (voz, bajo, guitarra, sintetizador, melotrón, acordeón, piano, vibráfono, buzuki, mandolina, marimba y piano de juguete).

Anuncios