Etiquetas

, , , , , , , ,

Dos manos para dos clavicordios

En mi opinión Grigory Sokolov es uno de los dos o tres grandes pianistas de música clásica de la actualidad. Juega en su contra su extrema timidez y su inseguridad, que a veces le ha llevado hasta a cancelar conciertos. Pero es una delicia escucharle. Como en este clásico Tic Toc Choc de François Couperin, que tiene la dificultad añadida de haber sido escrito para dos clavicordios y que Sokolov interpreta al piano de forma magistral.

Anuncios