Etiquetas

, , , , , , , , ,

El marinero manco

Aunque no es uno de sus discos de más éxito, Dire Straits nunca han sonado mejor que en Communiqué, su segundo trabajo en estudio. Quizás fuese porque todavía estaban en la banda David Knopfler, hermano de Mark, a la guitarra rítmica y el gran Pick Whiters a la batería, o por la excelente producción de Barry Beckett. O, ya que estamos, porque grabaron el álbum en la calma de las Islas Bahamas, antes de recibir la presión del estrellato a su vuelta a Inglaterra. Todo ello se puede apreciar en Single-handed sailor, una excelente canción oscurecida por el éxito de las que vendrían después, y que merece la pena revisitar.

Anuncios