Etiquetas

, , , , , ,

El estilo del exceso

Toda una leyenda en el mundo de las varidades de Estados Unidos entre los años 50 y 70, Liberace (nacido Wladziu Valentino Liberace, de madre polaca y padre italiano) llegó ser el artista mejor pagado del mundo, interviniendo en películas y espacios de televisión, conciertos y en sus propios espectáculos, primeros en salas pequeñas y, posteriormente, dando el salto los clubs de Las Vegas. Sus excepcionales cualidades como concertista de música clásica (comenzó a tocar a los 4 años de edad), se vieron truncadas con la llegada de la Gran Depresión, que le obligó a tocar en teatros, salones de baile, clubes de jazz e incluso clubs de striptease. En fin, su vida y su carrera daría para una película (ya realizada). Pero sus extravagantes trajes de lentejuelas, sus Rolls Royce, los pianos hechos especialmente para él o los inafables candelabros sobre el piano no ocultaban el hecho de que Liberace logró conectar durante muchos años con el gusto popular, que no siempre es el mejor gusto… Prueba de su habilidad es la clásica Beer Barrel olka de Jaromír Vejvodacon un espectacular (y auténtico) show acuático de fondo. Sentimental, llamativo y absurdo, Liberace impuso de tal manera el estilo sobre el fondo que, al final, ya no quedaba nada sino la propia diversión.

Anuncios